miércoles, 9 de septiembre de 2015

Anoche

Las puertas están cerradas,
las llaves se perdieron por no buscarlas,
y el abrazo salió corriendo_
dejando caer  palabras por los bolsillos,
y saltos de arena en mis ojos_
clavados"
puntas de cuchillos...

Llena de agua la parte blanda de mi boca
se entierra en la tierra,
fingiendo con los labios no estar loca.

La fuente espera,
a correrse la montaña.
Espejo de piedra
se qué naceré cuando te duela
déjame ver...

El silencio se hizo con todo,
y el ruido lo espantó.

La vena de tu mano por mi lengua"

y las horas,

sin ser horas...

sin estar.