sábado, 23 de agosto de 2014

The song of the butterfly

Subi...
cruzando la única puerta
que llevaba hacia ti,
también la ultima.
Tu cuerpo...
respiraba
polvo
de mármol blanco de carrara,
mientras afinaba luz
con las ultimas horas del dia.
Empapaban latidos tu espalda,
latidos tan vivos...
como la sangre
del corazón recién nacido.
Decidi no volver atrás
y tus ojos besaron mi frente,
desperté sin ver el mar,
y lo cruce...loco por verte.
Me agarre de ti
y lo sentimos,
sentimos amor...
amor hicimos
eterno resplandor
mente
cuerpo
recuerdos,recuerdos vividos...presente.
El laberinto de las rosas
ha limpiado su cristal.
El caballo trota
tanto...tanto...
y no me alcanza
tan solo quiere jugar...
y juego...


La vida...son dos cosas


Llanto amargo de paso...


               y


profunda libertad...


el amor es el caballo que trota
y trota...


que solo quiere jugar.