sábado, 24 de octubre de 2015

La boca y el deseo

La memoria dibujada,
olor a quemada tierra con charco.

Agua de pupila... tinta de pestaña,
y tener-
dos vasos vacios en las manos
y un verso perdido, y mudo, entre los labios-

Acuérdate de la cascada
y del color de su piedra
y del jinete a caballo.

Ahora,
caminare este bosque
en busca de tu boca
olor a tierra quemada
con boca de deseo.