domingo, 29 de enero de 2017

C´est la mer alle´e Avec le soleil

Ayer,
perdí la vida en un momento.
Los dos últimos pasos, fueron en horizontal
y mi cabeza acarició por un cristal
el gris de un alquitrán vestido de cemento.

Mi última palabra: ¿Ya?
Y el pensamiento fue detrás
como una sombra de su cuerpo
y en silencio.

Hoy estoy dentro del muro,
entre jardines vacios
y voces lejanas,
separado de la vida
por el aire nada más.

Solía pasear,
acompañando la luz del sol.

Solia soñar,
y fueron mis sueños
lo único en la vida
que me quise llevar.


Como el Mar, aliado
con el Sol.


Una canción, únicamente.
Eterna...

Palabras.
Un ligero susurro...

Y el beso a corazón 
más infinito.