domingo, 5 de julio de 2015

"Perdónate"...no más sombras

Din...Dan..

Din...Don...que decía el reloj de la entradita,
de aquella casa de campo,ahora... mitad 
vacía.
luz de una vela en la mesita de noche,
bailaba en la pared,buscando su sombra,la sombra,
de aquella bella mujer,
que miraba,de reojo,sin poder dormir,aquella danza
que respondia a sus preguntas
dentro de su mente.

Eres tu?...
se decía,
y la llama ascendia.

Puedes verme?...
y el filo de la luz
quedaba firme como el tronco de un árbol.

Puedo verte?...
y la puerta de la habitación,cerrada,se empujo a si misma,
como movida por una ráfaga de aire,
fue un sonido corto,fuerte,y seco.
Se incorporo,
cogio una palmatoria y fue hacia la puerta,
la abrió muy despacito,
y asomo la luz por el pasillo
miro de derecha a izquierda,
pero allí no había nadie
aunque dentro de su mente podía notar
una presencia,justo en frente,
Bajo las escaleras hacia el salón,
donde pudo escuchar el reloj
dando un concierto de una sola nota
recordándole la hora,
las tres...
la hora a la que su marido difunto murió
hace ya casi seis meses.

Nadie sabe que paso,
lo encontraron
con un cuchillo en una mano
y las venas abiertas en la otra.

De repente,miro hacia arriba
al final de la escalera,
y vio la silla
donde su marido decidio quitarse la vida,
noto que se movia...muy despacio..y empezó a caer
el ruido fue tremendo..y ella contaba esclones
con el tic,tac,de aquel reloj...
y una carcajada le hizo volverse hacia atrás,
me estare volviendo loca,penso.
Pero la silla si que estaba a sus pies.
intento salir corriendo por la puerta principal,
y recordó,
que la llave de la entrada
la guardaba siempre debajo de su almohada.
Asi que se armo de valor,
la carcajada se convirtió en una risa diabólica.

Empezo a notarse algo en la boca,
pero no le dio importancia,
era salado y espeso,
y empezó a caerle por la barbilla hasta mancharle el camisón,
pero corrió...subio las escaleras,muy deprisa,y la vela se apago,
fue a tientas por el pasillo,
la luz de la luna se colaba por el ventanal,al fondo del pasillo,
y vio la presencia de una figura al final.
quieta,y su risa,y algo entre las manos,

y su risa...

entro en la habitación,
se tiro en la cama
y metio la mano debajo de la almohada,
pero no encontró llave alguna...y si una nota,

fue rauda a encender una cerilla...
y se dispuso a leer...

No era yo quien bailaba en la sombra de esa pared...
y volvió a escuchar la risotada...
mezclada con el sonido del reloj...

eras tu...
no soy yo quien esta muerto,
decidiste quitarte la vida
en aquella silla
para perdonarte tu engaño...
yo te amaba con locura...y tu...
te adornaste en otra cama,
bien desnuda,con mi mejor amigo.

fue tal tu estado de culpa al entrar en nuestra casa,
yo te había preparado la cena,acompañada de un baño,
pero nunca apareciste.

y te fuiste a la biblioteca,
y te sentaste en mi silla,
cojistes el cuchillo que había preparado en el comedor,
para la cena,
y te cortaste las venas.

de esto hace ya seis meses...
yo solo puedo verte en esas sombras...
tu miedo ha sido el mio...
te perdono...
perdónate tu a ti...
soplare la vela...
y mi risa apagara...
no mas sombras
y tu...
vuelve a despertar.