martes, 27 de febrero de 2018

El rincón del sueño

La alegría de un reencuentro esperado
con aquel que forma parte
de nuestro yo más esencial.

J.L.

Al rincón se le enfriaron
los respaldos firmes y blandos.

Los cuatro pupitres se alejaron de las manos
y de los cuerpos que hace un ratito,
brindaban por cada uno de los sueños
que salían de sus bocas al soñarlos.

El hecho,
es el río del que siempre hablo.

Cada una de las gargantas se hacen una
y todas y cada una de ellas una única al juntarlas.

La pregunta:

¿eres feliz?

Y la respuesta es siempre una,
tan mayúscula y contestada y tan minúscula
al borde de las sonrisas sin reflejo en el espejo
y reflejada entre tanta y tan sincera caricia.

Las dunas derriten el hielo
por la estufa roja del rincón.

La razón es una sola.
Una por boca,
una por cariño y
una por amor.

Duele ,el saber
que la última vez que os recordé
forma parte de otra vida,
por ser hace un momento el instante
que jamás olvidare.